" Los ojos son el espejo del Alma, y las manos nos ofrecen las caricias del Corazón "

El arte del Jin Shin Jyutsu

Por Lorenzo Cerezo

 

 

 

Jin Shin Jyutsu

El significado de las tres palabras nos dirige a su comprensión esencial:

Jin = Hombre de conocimiento, compasión. Shin = Creador. Jyutsu = Arte.

"El Arte del Creador a través del Hombre de conocimiento" "El Arte de Conocerse, ayudarse a Sí Mismo".

También es conocido como las llaves, posturas o mudras de armonización de la energía vital en el cuerpo, utilizando nuestras manos como guías o cables para recargar y conectar con el poder de la energía de vida que jamás se agota.

En Jin Shin Jyutsu hablamos de nuestras actitudes como causa de desarmonía o perdida energética. Cuando la preocupación, el miedo, la ira, la pena o el esfuerzo –una de las cinco actitudes- se convierten en la forma habitual de expresarnos, el carácter inflexible y rígido de la actitud afecta a determinadas funciones del cuerpo y en correspondencia a la salud. Cada dedo de la mano estaría relaccionado con una de estas aptitudes que puede armonizarse simplemente sujetando los dedos de determinadas formas y ese acto sencillo nos conecta con ese proceso de conciencia y comprensión de nosotros mismos (si nos fijamos incluso a veces lo hacemos de forma inconsciente, entonces, ¿qué pasará si ponemos en ello nuestra consciencia).

Conoceremos en este taller como usar para recobrar la armonía, las "26 cerraduras de energía de seguridad" localizadas en nuestro cuerpo, en el circuito energético encargado de alimentar la energía vital y sus funciones.

Cuando uno o varios circuitos se bloquean, a través de "la rigidez de la actitud" se produce un estancamiento que puede afectar la zona relacionada y desarmonizar los flujos energéticos en su totalidad. Simplemente tocando una o varias de estas cerraduras combinadas se puede restablecer el equilibrio físico, mental y emocional.

- Es un arte suave que se practica con la punta de los dedos (encima de la ropa) sobre las cerraduras de energía de seguridad útiles a la armonización y a la restauración de la circulación energética.

- Tomaremos contacto con la noción de profundidad en el cuerpo (concepto específico de Jin Shin Jyutsu).

- Localizaremos las 26 cerraduras de energía de seguridad en nuestro cuerpo y sus significados.

- Practicaremos flujos de autoayuda y series especiales.

- Observaremos nuestros dedos y su relación con las actitudes, además de los ochos mudras de Jiro Murai.

 

 

 

 

SOBRE LORENZO CEREZO

Lorenzo vive el arte en estado puro, ese que emana sin pretensión en genuina pasión creadora. Es tanto un maestro atemporal y sencillo, como un eterno discípulo de la Vida, inmerso en el proceso de manifestar bienestar, equilibrio, salud y auto-conocimiento.

Pasa sus primeros años en el corazón del bosque casi aislado y ensimismado viviendo el juego de la naturaleza que le llena de entusiasmo y curiosidad. Intima con la vida "salvaje", descubriendo su lenguaje en la expresión en sus formas y patrones. Entre las sombras y las luces del pinar de Balsain, se desnuda el alquimista que escucha su alma y despojado de lo vano reconoce la vacuidad del artista. En ese frenesí de comunicación libre pierde el interés por la formación académica que se le antoja una estrecha y condicionada cinta en comparación con la infinitud de los horizontes de la meditación y sus sorpresas en el lenguaje metafórico e intuitivo de lo vivo en su conexión con los secretos y detalles relatados en las tradiciones y con las tendencias más futuristas que rompen los encuadres de lo reglado consensuado.

Más adelante, abrumado por la abundancia creatriz, buscará respaldar sus percepciones y auto descubrimientos estudiando y trabajando varios años con diversos grupos de radiestesia, armonización de geopatías y energías patógenas, escuelas advaitas, así como otros territorios que aunque trillados y sabidos ofrecen un marco de comunicación más efectiva con los hologramas fijos. Confirma así muchos de los descubrimientos que le inquietaban y vislumbra colosales limitaciones que le invitan de constante a perder el miedo y la prudencia en el riesgo creador, corroborando su descubrimiento que cada paso en el laberinto es un ineludible acercamiento al estado del amado-amante, al éxtasis y la dicha.

Investiga y trabaja personalmente sobre no dualidad, campos vibratorios, energías dévicas y de forma, la alquimia de las aguas, la fotografía energética, el sonido, el tacto, el gusto… Y comparte estas comprensiones en diversos seminarios, consultas y actividades de campo, generalmente entorno a la radiestesia aplicada a los múltiples ámbitos, armonización de lugares, actividades, humanas y de la perfecta salud. Mantiene una gran empatía con el paisaje y la revitalización de zonas dañadas, castigadas y/o saturadas.

Su compromiso en la transmisión de estas enseñanzas le acercan con gusto a la escritura, trabajando actualmente en la ampliación y reedición de su libro sobre la armonía cósmica, donde la geopatía se disuelve devolviendo la visión a la unidad.

Otras actividades que entusiasman a Lorenzo son los conciertos, seminarios y sesiones individuales de masajes de sonido en compañía de cuarenta y cuatro cuencos cantores tibetanos, con los que ha gravado ocho albumes. Y que son tanto una extraña experiencia como una reconexión profunda con las frecuencias originales del universo a través de los campo vibracionales cósmico planetarios también conocidos como "sonido de las esferas", que procuran una empatía sanadora además de una alineación con la matriz universal.

La magia y sublime sencillez de las puertas del JIN SHIN JYUTSU también ha cautivado a Lorenzo y el nos atrae a nosotros con la gracia de estos gestos y posiciones que enseña en seminarios de auto ayuda, junto a la técnica metamórfica, aplicaciones de tarot, simbología y geometría sagrada.

 

 

 

 

Artículo en Revista Estel sobre Jin Shin Jyutsu

 

 

 

 

Próximos Talleres de Espiritualidad y Meditación en Centre Ananda:

 
  • En programación.